Por segundo año consecutivo y por el mayor promedio en su categoría del Concurso Mejor Promedio 2019 de Misiones Online, ganó una beca de $35.000. Con promedio 9,97 cursó el 4to año de la EFA Santa María Goretti 0704, en Paraje Deseado, Comandante Andresito. El diploma de reconocimiento fue entregado por el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y la beca por Amanda Szychowski,  presidente de la fundación que pertenece a la empresa La Cachuera SA.

 

La noticia de que resultó finalista por segundo año consecutivo del Concurso Mejor Promedio de Misiones Online llegó de manera inesperada para el alumno Joaquín Rodríguez de Olivera. “Habían publicado otros ganadores provisorios del certamen, mi nombre no estaba en la lista, pero por un pequeño inconveniente con los promedios de otros estudiantes participantes que no cumplían con los requerimientos del certamen, nuevamente tuve la oportunidad por mi promedio anual y gané la beca”, expresó con alegría el adolescente.

 

 

“Recibir la llamada de la coordinadora del concurso ese día fue algo que en ese momento no tenía explicación, fue una gran alegría. Por más que sabía que mi promedio era muy alto (9,97), no podía creer que nuevamente lo había logrado”, comentó Joaquín.

Con promedio 9,97 cursó el 4to año de la EFA Santa María Goretti 0704, en Paraje Deseado, Comandante Andresito. El diploma de reconocimiento fue entregado por el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y la beca por Amanda Szychowski,  presidente de la fundación de la empresa La Cachuera SA.

 

Leer más: 

Misiones Online 20 años: con la participación del gobernador Herrera Ahuad, 10 empresas entregaron becas por un total de 280 mil pesos a los alumnos con mejor promedio de 2019

 

 

Amanda Szychowski y Joaquín, acompañado de su padre Marcelo Rodríguez de Olivera, organizaron además un encuentro personal en la sede de las oficinas de Misiones Online para concretar la entrega de la beca, cumpliendo con los protocolos de seguridad y salud establecidos en el marco de la cuarentena por COVID-19.

 

Un año diferente

Para Joaquín, el cuarto año de secundaria lo llevó muy bien. “Fue uno de los mejores años de mi secundaria y con mayor rendimiento académico de todos los años. Se habían incorporado nuevas materias y la que más me llamó la atención fue Química, lo que provocó un cambio en mi idea sobre qué carrera universitaria debía seguir. Mi meta ahora es ser farmacéutico y dejando de lado la idea de ser Contador Público”, adelantó el destacado estudiante del norte de Misiones.

La beca obtenida es considerada por el alumno de gran apoyo para comenzar la facultad en el 2021, para la compra de herramientas y materiales necesarios para llevar a cabo mis estudios.

 

La contención familiar del alumno también es clave, siendo un joven adolescente que vive en una zona rural de Andresito.

“El sistema de alternancia de la EFA (Escuela de Familia Agrícola) tiene una modalidad en la que el alumno se encuentra semanas completas en el colegio. Por ello, sumada a la actividad laboral de mis padres, en la que ambos son docentes de doble turno, no permite que exista relación y comunicación muy fuerte entre nosotros. Pero de igual manera cuando necesito algo siempre están brindando su atención”, explicó Joaquín.

 

 

El año de la pandemia

Con respecto a este año, lamentó la situación que todos se encuentran viviendo por coronavirus. “Estos meses estuve en forma aislada junto a mi familia a travesando la cuarentena. Mi vida personal no cambió mucho comparando a lo que era antes, ya que no salgo de seguido y no me cuesta quedarme en casa. Las actividades escolares siguen por medio del aula virtual, voy a tener un quinto año muy atípico, pero sigo enfocado en mis estudios”, expresó Joaquín.

 

En las imágenes compartidas, el joven muestra su dedicación al trabajo en la chacra familiar. “La huerta que había hecho a principios del 2019 se convirtió, como parte de un proyecto de la escuela EFA, en un pequeño vivero para producción de mudas de yerba mate, todas destinadas para ampliar nuestras producciones en casa. Junto a mi familia estamos aprovechando la cuarentena para realizar las plantaciones”, describió.

 

Durante el año escolar, además de estudiar, siempre se dedicó a realizar tareas de mantenimiento y limpieza de los yerbales y del cuidado del vivero en la chacra familia. “Solo no pude seguir los cursos de guitarra porque me quedé sin profesores por la cuarentena”, dijo.

Este año el adolescente comenzó un proyecto nuevo por fuera del colegio, que consistió en la creación de un apiario para la producción de miel y la preservación de las abejas que se encuentran amenazadas por distintas actividades del hombre.

 

 

Por Patricia Escobar

patricia.escobar@misionesonline.net

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *