#MejorPromedio: Joaquín Rodríguez de Olivera, es el ganador de la Beca La Cachuera SA en la categoría de EFAs de Misiones

El estudiante cursó el 3er Año de la EFA “Santa María Goretti”, en la localidad de Comandante Andresito, con promedio 9,90. El certificado lo recibió de la mano del gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, en el marco del 19° Aniversario de Misiones Online. La beca por 30 mil pesos fue entregada por Victoria Szychowski, en representación de La Cachuera SA.

Por Patricia Escobar 

MISIONES (10/4/2019).- Para Joaquín Rodríguez de Olivera, la beca obtenida es “inspiradora”, por la oportunidad que le generará el destinar los fondos a capacitarse más, y por premiar su esfuerzo. “Te incentiva a mejorar”, señaló.

Entre emocionado y nervioso, el adolescente estuvo presente en el acto de premiación acompañado de sus padres, Marcelo Javier y Celia Becker, para recibir el reconocimiento por ser uno de los 14 finalistas “Mejor Promedio” del país.

El Concurso Mejor Promedio es organizado por Misiones Online, con el apoyo de empresas e instituciones de la provincia. Tiene por objetivo estimular la dedicación, el esfuerzo y el compromiso con la educación de estudiantes de excelencia, con la entrega anual de premios y becas, en la búsqueda de valorar y renovar las esperanzas de los jóvenes que deciden construirse un mejor futuro a través del conocimiento. La iniciativa también fue declarada de interés provincial por la Cámara de Diputados de Misiones.

El evento de premiación se llevó a cabo el martes 9 de abril, en el Teatro de PROSA del Parque del Conocimiento, en la ciudad de Posadas. La delegación de becados de otras provincias estuvieron alojados en el Hotel Maitei Posadas, y el programa de actividades incluyó para el grupo de Mejor Promedio un almuerzo y visita turística al Parque de la Cruz de Santa Ana, con el apoyo del Ministerio de Turismo de la provincia.


Joaquín es el menor de la casa. Es parte de una familia de agricultores y educadores, ya que su papá Marcelo Rodríguez de Olivera, y su mamá Celia, son ambos docentes en la localidad de Andresito. La familia la completan sus hermanas mayores, Pamela y Paola; y sus abuelos paternos, Rosa Alvez y Abel Rodríguez De Olivera, que también son agricultores.

Además mencionó a sus abuelos maternos, aunque ya fallecidos los tiene muy presentes, Ada Rasmussen y Lindolfo Becker, ya que fueron agricultores y vivieron en Andresito desde su colonización en 1980.

El joven vive en una chacra donde se cultiva yerba mate y se cría ganado vacuno, aunque en la actualidad esa actividad se dejó de hacer. En ella, cultiva su propia huerta.

De lunes a viernes asiste a la escuela EFA Santa María Goretti, donde cursa el 4to Año de secundaria y comparte diariamente la jornada completa con sus compañeros. “Nos llevamos muy bien con todo el grupo de estudiantes, pero con los que más me siento a gusto y los considero como buenos amigos, son Esteban Reincheski y Leonardo Szulc”, mencionó Joaquín en la entrevista con Misiones Online.

Se decidió a participar del concurso por los premios que ofrecían. “Tenía ganas de ganarme una beca, y el buen promedio logrado me permitió participar. Tomé conocimiento del certamen por medio de la radio (102.9 de Comandante Andresito, que retransmite el programa de Gustavo Pérez), y después leyendo en Misiones Online”, precisó el adolescente.

Su hermana Paola también se inscribió porque cerró el año con un buen promedio. “La iniciativa de las becas me parece excelente, se premia al esfuerzo de los estudiantes. La noticia de haber tenido el mejor promedio de las EFAs de la provincia me dejó orgulloso y muy contento”, admitió Joaquín. Y la misma sensación notó en sus padres y en el grupo de docentes de la EFA.

 

 

Con respecto a la EFA, sostuvo que no le resulta difícil mantener buen promedio. “Es una escuela que demanda mucha responsabilidad, la mayoría de los trabajos se deben hacer en la casa (trabajos prácticos, experimentaciones y estudio para las evaluaciones que son muchas)”, describió el joven estudiante rural.

En general, se divide la convivencia entre la escuela y el hogar. “Estamos dos semanas en la escuela y dos semanas en nuestras casas, esto es dificultoso en el primer año hasta que uno se adapta al sistema”, dijo Joaquín, que se definió como buen alumno, dedicado al estudio y comprometido con sus deberes escolares.

“Fui abanderado en la Escuela Nº 846 de Paraje Yacutinga-Andresito”, expresó con orgullo.

 

 

La Escuela EFA de Andresito está basada en un sistema de alternancia con los estudiantes que durante dos semanas están albergados en la institución. “Allí dependemos de dormitorios y baños divididos en dos pabellones: femenino y masculino. Compartimos desayuno, almuerzo, merienda y cena, siempre bajo la supervisión de docentes monitores. Las estadías se reparten por años, 1º y 2º año en una estadía y 3º, 4º y 5º año en otra estadía. Esto sucede debido a la gran cantidad de alumnos que asisten a la institución. Cada curso tiene su salón para el dictado de clases, con aire acondicionado, señal de  Wi-Fi y televisores”, describió el estudiante.

La escuela cuenta también con un campo de prácticas al que los alumnos tienen que asistir durante el año. “La mayoría de mis compañeros son hijos de agricultores y vienen de distintos parajes (Integración, Itatí, Cabure-í, El Verde, El Tigre, Yacutinga, El Puerto, Piñalito, Deseado, etcétera) y algunos viven en el pueblo de Comandante Andresito. Son chicos muy humildes, tranquilos, dedicados a estudiar y a trabajar en la chacra con sus padres”, sostiene Joaquín.

El joven lleva  una vida muy familiar, lo que hace que prácticamente no frecuente el pueblo de Andresito. “Cuando estoy afuera de la escuela hago cursos de guitarra y ayudo en las tareas de la chacra”, agregó respecto a su vida cotidiana.

Sin embargo, a pesar de ser muy familiero, tiene firmes sus intenciones de crecer profesionalmente y continuar la carrera universitaria de contador público.