Es profesora de Música y, además, cursó en 2018 el 2do Año de la Licenciatura en Música en la Facultad de Arte de Oberá, de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM). La estudiante recibió el certificado de reconocimiento por sus méritos académicos de mano del gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua. La beca por 30 mil pesos fue entregada por Marcelo Almada, director de Misiones Online.

El Concurso Mejor Promedio es organizado por Misiones Online, con el apoyo de empresas e instituciones de la provincia. Tiene por objetivo estimular la dedicación, el esfuerzo y el compromiso con la educación de estudiantes de excelencia, con la entrega anual de premios y becas, en la búsqueda de valorar y renovar las esperanzas de los jóvenes que deciden construirse un mejor futuro a través del conocimiento. La iniciativa también fue declarada de interés provincial por la Cámara de Diputados de Misiones.

 

El evento de premiación se llevó a cabo el martes 9 de abril, en el Teatro de PROSA del Parque del Conocimiento, en la ciudad de Posadas, en el marco del 19° Aniversario de Misiones Online. La delegación de becados de otras provincias estuvieron alojados en el Hotel Maitei Posadas, y el programa de actividades incluyó para el grupo de Mejor Promedio un almuerzo y visita turística al Parque de la Cruz de Santa Ana, con el apoyo del Ministerio de Turismo de la provincia.

 

 

La familia de la joven posadeña está conformada por sus padres, Noemí Wurm y Walter Kurtz, y su hermano Axel. Su madre es docente, profesora de música –de quien heredó su pasión por esta disciplina- y de inglés. Ejerce como docente en tres escuelas de Posadas, de las cuales con su madre comparte en dos (Pedro Goyena y Combate Mbororé), dirige una orquesta, además de dictar clases particulares. Su papá tiene un taller de chapa y pintura, y su hermano estudia Kinesiología en la UniNorte de Encarnación.

Florencia desde muy pequeña se preocupaba por tener buenas calificaciones. “Siempre fue intentando dar todo y un poquito más en cada proyecto, trabajo, evaluación. Nunca había tenido la posibilidad de participar de un concurso donde se tuviera en cuenta a todos los estudiantes y se valorara de verdad las calificaciones, el esfuerzo que hacemos para ello”, expresó.

Ya en el 2017 había tenido la intención de inscribirse, pero por cuestiones administrativas, no logró las calificaciones hasta marzo del 2018. “El año pasado me decidí, y me anticipé. El sistema no me iba a ganar, con la ayuda de nuestra coordinadora ya conseguí que me expidieran mis calificaciones en diciembre, pudiendo así concursar con promedio 10”, relató con satisfacción la estudiante.

 

Del concurso tomó conocimiento a través de la promoción de las redes sociales principalmente. “Con mis padres tenemos la costumbre de ver todas las mañanas los noticieros de la provincia y leer los diarios (de manera digital), entonces vimos del concurso y nos encantó la idea. Es una excelente iniciativa, en una sociedad actual donde pareciera verse desvalorizado el estudio, el esfuerzo, ver que hay personas que se ocupen de premiarlo nos da esperanza, nos da una razón más para seguir adelante”, aseveró.

Con respecto a la ayuda que le significa la beca ganada, explicó que tiene en proyecto seguir estudiando y realizando capacitaciones. “Sueño con una maestría o un doctorado, para lo cual debería formarme en otras provincias, u otros países”, precisó. “Por otro lado, son muchos los que me dicen que soy muy joven para pensar en esas titulaciones, sin embargo pienso que siempre fui la más joven del grupo y eso no me generó ningún obstáculo. La sociedad necesita jóvenes formados y con ganas de estudiar y trabajar, para salir adelante”, reflexionó Florencia.

 

Consideró que los nuevos profesionales todos los días están frente a nuevos paradigmas. “Esto nos obliga a capacitarnos constantemente. Esa es otra de las utilidades que le daría a la beca, postítulos, especializaciones, pensando siempre en aprender, aplicar y compartir conocimientos”, agregó.

Por otra parte, también compartió las vivencias que en la actualidad enfrentan los estudiantes universitarios. “Lo más complicado es la situación económica, aunque existan universidades públicas, el material necesario para los estudios representa un presupuesto a veces elevado. En la provincia tenemos a favor el boleto estudiantil gratuito, lo cual acerca a muchos estudiantes a las aulas. En el caso de mi carrera por ejemplo, el dictado de clases es en Oberá, y es la única en la provincia y la región, por lo cual somos muchos los estudiantes que desde Posadas viajamos todas las semanas a cursar allá, corriendo con gastos de movilidad y estadía. Además, aunque la UNaM es una universidad pública, la Licenciatura en Música es autofinanciada, es decir, pagamos una cuota para solventar los gastos de los profesores y demás agentes”, indicó Florencia.

En su caso particular, puede solventar los gastos del estudio trabajando porque es Profesora de Música, que suma sus ingresos al apoyo que recibe de la familia. “Seguramente, muchos estudiantes se encuentren en la misma situación. Tener que trabajar para cubrir gastos de estudio, y a la vez necesitar tiempo para estudiar, tiempo que te quita el trabajo. Es complicado, pero no imposible. Muchos son los que lo hacen, todo es cuestión de organización y de priorizar lo que realmente nos hace mejores. En casa siempre se dice que lo único que no te pueden quitar es lo que sabes, lo material va y viene, los conocimientos no”, señaló con firme convicción la estudiante universitaria.

 

EL CORAZÓN EN EL PATÍN ARTÍSTICO

Las dos pasiones que definen a Florencia son el estudio de la música y, desde muy pequeña, el patín artístico. Inició con esta disciplina desde los cuatro años, compitiendo a nivel provincial, nacional e internacional. En el 2009 llegó a ser Campeona Argentina, y años después también 5ta en el «Open Sudamericano».

Ambas pasiones en determinado momento se vieron enfrentadas: «Había que entrenar o ensayar música, profesores de ambos lados pidiendo que me decida por uno u otro, por el tiempo que había que dedicar a las actividades, según las metas. Nunca logré decidirme entre música y patín, seguí con ambos hasta que la vida decidió por mí. A los 15 años, preparándome para un sudamericano, sufrí una lesión que me dejó fuera de la pista más de un año, y se hizo crónica, lo cual no me permitió seguir compitiendo al nivel debido. A los 20 años, decidí que seguiría mi pasión desde afuera, primero como profesora, pero en la actualidad como espectadora. A veces, diseñando y bordando trajes, o editando músicas. Muchas veces llego de trabajar y al final del día pongo las transmisiones de los torneos para sentir un ratito que sigo parada en la pista”, compartió Florencia respecto a sus nostalgias más profundas de sentir ese momento único, y que todos quienes compiten en una disciplina de alto rendimiento saben que se siente, y lo llevarán siempre en el corazón.

La vida da revanchas y renueva alegrías y metas. Florencia buscará continuar perfeccionándose en el Estudio de la Música en el exterior, principalmente le gusta Europa. “Sueño con poder disfrutar siempre de mi trabajo. Sueño con poder acercar el arte a los niños, a los grandes, a todo el que lo necesite, aunque no lo sepa”, compartió en la entrevista la destacada universitaria.

Florencia compartió con su pareja Gonzalo Barthe y sus padres el momento del reconocimiento, en el acto realizado en el marco del 19° Aniversario de Misiones Online. 

 

 

 

Por Patricia Escobar 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *