Beca UNaM: Johana Sabrina Pellizzer es por tercera vez ganadora Mejor Promedio de Secundarias de Misiones

Sin dudas una de las historias más emotivas del Concurso Mejor Promedio 2016 resultó ser este año en la entrega de reconocimientos la historia de la estudiante misionera Johana Sabrina Pellizzer, hija de productores tabacaleros de San Javier, quien por tercer año consecutivo resultó ganadora en la categoría Secundarias de Misiones, con la beca que otorga la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), por Resolución 0378/17.

 

Sabrina terminó el 5to año del Bachillerato Orientado Provincial (BOP Nº55), del Municipio de Dos Arroyos, en L. N. Alem, con promedio 9,96, siendo nuevamente en 2016 el más alto entre los inscriptos en el Concurso en la categoría de Secundarias de Misiones. En el acto de entrega realizado el lunes 10 de abril, en el marco del 17° Aniversario de Misiones Online, la beca fue entregada a la alumna por el vicerrector de la UNaM, Fernando Luis Kramer, y el certificado de reconocimiento por el Jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno de Misiones, Adolfo Pischik.

 

 

 

 

Los fondos de la beca obtenida la ayudarán en este nuevo camino que está emprendiendo. “Con este premio reafirmé el saber de qué todo el esfuerzo y la dedicación valen la pena”, dice con emoción la joven, hoy ya universitaria.

 

Su mensaje para otros chicos estudiantes fue muy claro: “Muchos creen que gané el premio anterior porque soy una chica súper dotada, pero en realidad es porque no me quedo con el “no puedo más”, sino que sigo luchando siempre, me esfuerzo. Sé que nada es fácil, ni para mí, ni para mis padres, y es justamente por eso que al recibir un reconocimiento como el que me brindan con el Concurso Mejor Promedio, me entusiasma aún mucho más a continuar, sabiendo que todo esfuerzo al fin y al cabo tiene su recompensa”, asegura.

 

La beca me ayudará a continuar mis estudios en Posadas, pero también es un estímulo que me ayuda a saber que soy capaz y que nada es imposible si realmente queremos alcanzar una meta”, concluyó la ganadora.

 

 

 

COMPROMISO INSTITUCIONAL

 

La buena noticia es que el Concurso, que puede sostenerse en cada edición por el compromiso social del medio periodístico, las empresas y las instituciones, trasciende  y se transforma en algunos casos en nuevas posibilidades para mejorar el futuro de los alumnos ganadores.

“Esta novedad sobre la decisión de Sabrina de seguir estudiando en la Facultad de Ciencias Económicas fue una gran alegría, y también un orgullo para nosotros tenerla como alumna. No nos queda duda que este apoyo económico –otorgado por medio de la Beca UNaM a través del Concurso Mejor Promedio- fue de gran sostén para que ella siguiera estudiando y lograra visualizar a nuestra Universidad como parte de su crecimiento intelectual y para mejorar su futuro económico en cualquiera de las carreras que eligiera”, expresó en la entrevista con Misiones Online, la decana Alejandra Yurkevich.

 

En este contexto, frente al rendimiento académico de la alumna y su interés en continuar una carrera en Posadas, las autoridades de la UNaM, a través de la Secretaría General de Extensión Universitaria y la FCE, anunciaron la decisión de acompañar a Sabrina con becas. “Con la beca de comedor –que ya se encuentro haciendo uso- y como aprobó completo el ciclo de Nivelación para el ingreso tendrá la posibilidad de gestionar una beca especial de estudio y apuntes”, señaló la decana.

 

“Estas posibilidades fue analizadas, dado que Sabrina durante tres años fue el Mejor Promedio de la Provincia en Secundarias y adjudicataria de la Beca UNaM en el Concurso Mejor Promedio, lo que fundamenta la posibilidad de generar una ayuda económica especial, principalmente motivados por los méritos que ha logrado la joven, y en segundo lugar por el interés demostrado para forjarse un futuro mejor para ella y su familia”, argumentó Yurkevich.

 

La decana mantuvo un encuentro con la joven estudiante la semana pasada para comunicarle la decisión de la casa de estudios.

En ese contexto, la académica consideró que si bien la situación de los ingresantes en general es buena, “en muchos casos se encuentran con algo totalmente nuevo, y por lo general los ingresantes están algo temerosos, hay masividad en los cursos y deben acostumbrarse a los desafíos de la vida universitaria. Este cambio se da principalmente para los jóvenes que vienen del interior de la Provincia. Por ello, en la FCE se dicta el ciclo de nivelación con dos áreas, matemáticas y área integrada I, que no son solamente materias del Plan de Estudio sino que se procura con ello la inserción del estudiante a este nuevo desafío”, detalló.

 

En la Facultad de Ciencias Económicas de la UNaM ingresaron este año 1.200 estudiantes. “Para el corto plazo, el principal desafío en mi gestión estará puesto en lograr la mejor calidad académica y menor deserción estudiantil”, concluyó la académica.

 

Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=IRe_uKUubQE

 

Por Patricia Escobar